* Afirma Karen Orney Ramírez que con ello se permitirá que México goce de derechos plenos, libertades e igualdades
* La reforma aplicará a diversas disposiciones de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia

Veracruzanos.info/

México, 15 de marzo 2017.- En el marco de la discusión del dictamen de la Comisión de Igualdad de Género en materia de violencia y discriminación salarial, la diputada federal del GPPRD, Karen Orney Ramírez Peralta, expresó el voto a favor de su bancada para reformar diversas disposiciones de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, a fin de que se incorporen mecanismos tendentes a fomentar la igualdad salarial entre la mujer y el hombre.

En un comunicado, Karen Orney Ramírez aplaudió que se tipifique la discriminación laboral como un tipo de violencia económica y laboral en contra de las mujeres. La lucha de organizaciones de mujeres –aseveró– ha permitido poner el tema en la agenda pública y posibilitando una mejor conceptualización y tratamiento de este problema: “Con ello se permitirá que México goce de derechos plenos, libertades e igualdades”.

La legisladora explicó que como resultado de esta lucha, la ONU ha reconocido que la violencia contra las mujeres o de género es un problema de salud pública, una práctica aprendida, consciente y orientada, producto de una organización social, estructurada, sobre la base de la desigualdad de género.

“En un inicio –explicó–, el tipo de violencia que más se denunciaba era la física y la sexual. Sin embargo, hoy en día la interpretación incluye otras modalidades y otros tipos de violencia, que en conjunto, expresan la situación de vulnerabilidad de las mujeres.

“La concepción ha evolucionado y hoy se incluye la violencia sicológica, patrimonial, económica, laboral e, incluso, la violencia política”.

La diputada por Veracruz señaló que “en el GPPRD coincidimos en la necesidad de modificar la ley en comento, debido a que no se puede entender la democracia sin la participación en la vida pública en condiciones de igualdad y equidad a todos sus sectores.

“Para el PRD, la lucha por los derechos de las mujeres es y ha sido una de sus prioridades. Y se seguirá haciendo hasta lograr una democracia plena a la que aspiramos.

“Nuestra posición concibe a la autonomía de las mujeres como un factor fundamental para garantizar el ejercicio de sus derechos humanos en un contexto pleno de igualdad”.

Esa autonomía, añadió la congresista, no se entendería sin la capacidad de generar ingresos y recursos propios, el control sobre su cuerpo y la plena participación en la toma de decisiones que afecten su vida y colectividad.

Afirmó que avanzar a la capacidad de las mujeres de generar ingresos, recursos propios, a partir de acceso de trabajo renumerado, en igualdad de condiciones, que los hombres, es avanzar a la igualdad de género.

“Trabajo desempeñado en un puesto, jornada y condiciones de eficiencia iguales, debe corresponderle un salario igual, sin distingo de género. Nuestro principio es que en cuestión de salarios, no debe establecerse una diferencia de ninguna naturaleza, ni por razones de edad, sexo, nacionalidad, raza, religión, opinión pública o actividades sindicales”, concluyó.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta