Una carta a Verónica

Sin tacto Sergio González Levet Debo confesarte, estimada Verónica, que las dos entregas anteriores tienen muchas partes en las que me ganó la emoción, convertidas sobre...

Videgaray, el villano favorito

Sin tacto Sergio González Levet Por fin se decidió Enrique Peña Nieto y se quitó de su lado la pesada figura de Luis Videgaray Caso, quien...

El ruido de Xalapa

Sin tacto Sergio González Levet Con tantos bloqueos y manifestaciones, el paisaje urbano de Xalapa ha cambiado… y parece que la nueva conformación de la ciudad...

Cuidado con las encuestas

Sin tacto/ Por Sergio González Levet / En este momento del proceso electoral municipal, cuando se están terminando de definir los candidatos de todos los partidos...

Alcaldías en lontananza

Sin tacto Sergio González Levet En octubre, es decir, dentro de unos tres meses, empezará formalmente el proceso de elección de presidentes municipales del Estado de...

¡Gasolinazo!

Sin tacto Sergio González Levet Yo no sé qué fue lo que obligó a Enrique Peña Nieto a elevar tan drásticamente el precio de las gasolinas,...

Nuño y la Ley del Menor Esfuerzo

Sin tacto Sergio González Levet “Ahorita los van a llevar para que vayan y puedan tener los libros que les gustan para que los empiecen a...

DIF Veracruz, la otra inteligencia

Sin tacto Sergio González Levet Hay dos tipos de hombres en el mundo: unos, los que admiten que sus mujeres demuestran una mayor inteligencia y tienen...

Carta a Juan Villoro

Sin tacto Por Sergio González Levet Pues sí, señor Villoro, le digo que así como solicitó fervientemente que se dejara de celebrar el Hay Festival en...

Fidel, ¡no vengas!

Sin tacto Por Sergio González Levet Sé, Fidel, lo sabemos todos los veracruzanos, que tu deporte favorito consiste en hablar mal de Miguel Ángel Yunes Linares,...