Por Blanca Zumaya. Corresponsal

Reynosa, Tamps., 24 Febrero 2017 (Notimex).- A pesar de la conclusión de la política estadunidense conocida como “wet foot, dry foot” (pies secos, pies mojados), cubanos continúan llegando a municipios fronterizos de Tamaulipas con la intención de ingresar al vecino país del norte para lograr los beneficios que la extinta ley les otorgaba.

En el albergue Senda de Vida, sitio que atiende a migrantes tanto nacionales como extranjeros, actualmente se encuentran dos personas de origen cubano, cuya finalidad de uno de ellos es ingresar a Estados Unidos y del otro quedarse a vivir temporalmente en México.

Roberto Gutiérrez Ortiz originario de Villa Clara, Cuba, refirió en entrevista con Notimex que su intención es ingresar a territorio estadounidense, pero que en caso de que no le concedan ningún permiso buscara quedarse en México.

El entrevistado, quien llegó a Reynosa procedente de Tapachula, Chiapas, donde permaneció por espacio de un mes, refiere que buscara por diversos medios entrar a Estados Unidos, pues confía en que las autoridades migratorias de ese país le concedan algún permiso o asilo.

Recordó que salió de su natal Cuba hace 20 años en 1997, cuando tenía 32 años, y que ahora con poco más de medio siglo de vida no contempla regresar a la isla, ya que sus familiares han fallecido y algunos se ubican en otros países.

“Yo salí de Cuba hace 20 años, pues mi papá logró arreglar la residencia estadunidense y trabajo en Honduras, país al que fui invitado e incluso arribé vía aérea, pero desde que salí de mi país lo hice con la mentalidad de que nunca regresaría”, dijo.

Detalló que debido al incremento de problemas ligados a la inseguridad y grupos delictivos, la vida tranquila que llevaba en Honduras empezó a tornarse conflictiva, además de la muerte de su padre, único familiar que tenía en ese país centroamericano, entonces tomó la iniciativa de viajar a México para intentar ingresar a Estados Unidos.

Aseguró que a sus 52 años de edad, no busca el sueño americano sino vivir tranquilo en un país que le permita estar sin represiones ni carencias, pues reiteró que en Cuba ya no tiene familia.

Roberto Gutiérrez aseguró que si las autoridades migratorias de Estados Unidos no le dan ningún tipo de concesión para vivir en ese país, buscará legalizar su estancia en territorio nacional, ya que actualmente cuenta con un permiso humanitario de 20 días para radicar en México.

“En caso de que no obtenga la ayuda en Estados Unidos buscare legalizarme aquí en México y ya en Tapachula tengo algunas ofertas laborales, pero tal vez recorra algunas ciudades para conocer más y decidir dónde podría quedarme” dijo.

Manifestó su agradecimiento a México, país al que calificó de bello y hospitalario, “su gente me ha recibido con mucho cariño, solidaridad y he tenido ayuda incondicional en los dos albergues donde he estado, uno en Tapachula y el otro aquí en Reynosa” dijo.

En tanto Ramón Osmundo Mesa Rodríguez, quien también es originario de la provincia de Villa Clara, afirmó llevar un año en territorio nacional, tiempo en el que ha podido recorrer varios estados de la República Mexicana.

Mesa refirió en entrevista con Notimex que el salió de Cuba el 29 de abril del año 2014 en calidad de preso político con destino a Miami, de donde fue trasladado a la ciudad de Austin, Texas, donde el gobierno estadunidense le facilitó las condiciones necesarias para vivir.

“Yo salí de Cuba con destino a Miami y al siguiente día me trasladaron a Austin, en donde me dieron el apoyo para tener vivienda, trabajo, transporte en fin todo lo necesario, por eso estoy muy agradecido” dijo.

Preciso el entrevistado que aún en Estados Unidos se sentía perseguido por su gobierno, hecho que hizo que el 9 de enero del año pasado abandonara Estados Unidos e ingresara a México por la ciudad de Nuevo Laredo.

Indicó que desde hace un año ha tenido la oportunidad de recorrer varios estados de la República Mexicana, entre los que se encuentran Guanajuato, Querétaro, El Distrito Federal, Nuevo León, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz y algunos municipios de esta entidad Tamaulipeca.

Mesa Rodríguez de 41 años, expresó que por el momento no buscará regresar a Estados Unidos, sino más bien arreglar su situación migratoria en alguna ciudad mexicana, en donde se inclina por vivir en Reynosa, debido a la cercanía con el país del norte.

“Llevo meses aquí en Reynosa, llegué el pasado 26 de diciembre y es casi seguro que busque arreglar mi situación legal pues me gustaría quedarme un tiempo en esta ciudad ya que a diferencia de otros cubanos yo si contemplo regresar un día a mi país”, dijo.

Resaltó que tiene estudios de teología y artes plásticas, además de otras disciplinas, lo que le facilita encontrar trabajo y ganarse la vida.

Mesa aconsejó a sus compatriotas para que no abandonen su país, “que busquen un cambio de vida dentro de Cuba y que luchen para lograrlo”.

“Yo amo a Cuba y aspiro regresar un día, por eso les digo a mis connacionales que luchen por la libertad y la demacración desde adentro y no expongan sus vidas tratando de llegar a Estados Unidos”, manifestó.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta