ACTA PÚBLICA

Claudia Rodríguez

Cada vez que se acerca una elección en México, los electores y la sociedad en conjunto, somos sujetos de un bombardeo de la “magia política” de los candidatos, pero a la vez, de toda la carga negativa del mismo y del instituto político o más de quienes lo apoyan.

Lo anterior es cíclico en nuestro país y en muchas otras regiones del mundo, pero en la mayoría de los casos es igual de vergonzoso porque es un lapso en donde gastamos nuestro propio dinero, para comprar un producto más de la miseria política.

Es del todo inconveniente, salir a votar por más de lo mismo y en donde pareciera que los que más se sirven del espectáculo son muchos de quienes esto capitalizan en términos económicos.
Cuando uno se asoma nada más al proceso electoral del Estado de Mèxico, se pueden advertir cuántos intereses económicos ahí se mueven.

Primero la situación en la que arriba a la contienda la candidata panista, Josefina Vázquez Mota, con el apoyo del gasto de la Administración de Enrique Peña Nieto en su asociación Juntos Podemos, por casi mil millones de pesos para apoyo a los migrantes mexicanos, cuando el presupuesto anual del Instituto de Mexicanos en el Exterior que realiza la misma tarea que Juntos Podemos, sólo recibe anualmente, un presupuesto de 83 millones de pesos.

Alfredo del Mazo, el candidato priista, por más que en su discurso advierta que él no tiene nada que ver con su sobrino, el presidente de Mèxico, Enrique Peña Nieto; ni tampoco su aspiración de ahora gobernar el Estado de Mèxico; miente porque todo se trata del manejo de los recursos en campaña, en el gobierno y como parte del equipo de alto nivel en dónde como Josefina, se pueden negociar recursos públicos, para empresas personales.

Así es que Delina Gómez, la candidata al gobierno del Estado de Mèxico por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), tiene una empresa cuesta arriba en la lucha por el poder político y económico al que también aspira, sin duda; sin embargo, nada es imposible.
Todo esto, claro, sirve ya, incluso para los pececillos económicos que de esta trama, también se sirven económicamente. El raiting, el raiting…

Acta Divina… Es casi aceptación celestial el que la elección de mandatario local en el Estado de Mèxico, es el laboratorio de la elección federal.

Para advertir… Lo que sì es la elección mexiquense, es una danza de millones de pesos.

[email protected]

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta