Astrolabio Político

Por: Luis Ramírez Baqueiro

“La mayoría de los hombres no carecen de fuerza, sino de constancia.” – Víctor Hugo.

Yo no sé usted, pero cuando observamos que en el juego político estatal aparecen nuevos actores con una verdadera vocación de servicio, creemos que su incursión bien vale la pena, y son bienvenidos, pues refresca a esa clase política, que se desgasta rápidamente, por la falta de compromiso y sobre todo de formación para el quehacer público.

Ser político, no es un asunto de ocurrencia.

Un político debe ser protagonista activo de los nuevos escenarios cambiantes, sin caer en el error, recurrente en nuestro sistema político, de brincar de un cargo a otro –cual suerte de chapulines- en ese afán acumulativo de encargos dentro de las escalas de la administración pública.

Ser político, deberá ser ante todo una forma para demostrar con valentía como se debe navegar contra la corriente, en la defensa de lo que es justo y correcto para el colectivo; es conocer los grandes temas de la agenda pública internacional, nacional y estatal, pero a la vez, deberá ser también el tiempo propicio para saber bajar al pequeño territorio, en donde los temas cotidianos del día a día afectan a los ciudadanos.

Ser político es elegir el diálogo para llegar a conclusiones, sin renegar de los principios morales a fin de poder transmitirlos.

Pero cuando observamos a personajes que carecen de todas las circunstancias antes descritas, que esbozan un afán protagónico, resultado de intereses no definidos, no claros, resulta insultante para la sociedad verlos ingresar a ese juego en donde no todos están convidados a participar, y en el que todos si debemos observar, para no equivocarnos.

La incursión de Francisco Javier Escalera Carbonell como aspirante a la alcaldía por Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) resulta en suerte ser uno de esos casos, para el análisis y el estudio.

Proveniente de una familia acomodada, en donde su abuelo, Manuel Carbonell de la Hoz, otrora poderoso subsecretario de Gobierno en tiempos de Rafael Murillo Vidal garantizaron el porvenir de las restantes generaciones, a la que pertenece este personaje.

Por origen, este gris personaje, que fue incrustado por imposición del hoy prófugo Javier Duarte en la administración municipal de Xalapa, que encabeza Américo Zúñiga Martínez, podría decirse que cuenta con elementos de ese ADN necesario para ser político, pero en la realidad, las cosas son muy distintas.

Sin militancia probada en Morena, el hoy aspirante, y funcionario con licencia de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento de Xalapa (CMAS) ha pretendido vender espejitos a quienes estúpidamente les compran su oferta.

La más recientes acciones de este absurdo y por demás pretencioso embute resulta ser la impugnación ante el Tribunal Electoral de Veracruz (TEV), el dictamen de la Comisión Nacional de Elecciones de Morena, que determinó que Pedro Hipólito Rodríguez Herrero, será su nominado para competir por el ayuntamiento de Xalapa.

Pues es evidente que este personaje, ni yendo a bailar a Chalma gana si quiera su casilla electoral, es más, mucho dudamos que hasta los mismos integrantes de su familia se vean convencidos o voten por él.

Entonces que alguien simplemente nos explique, a que está jugando el señor Carbonell, ese mismo que ha sido señalado de mantener negocios extraños al interior del organismo operador del agua en Xalapa, y que hasta hoy, no entendemos porque continúa dentro de la administración municipal.

Basta con ver sus recorridos por Xalapa, difundidos en redes sociales para darnos cuenta que en eso del quehacer político, al señor, le faltan años luz de conocimiento y sapiencia.

Por lo que más quiera, no empantane más el ya de por si engorroso sistema democrático de Veracruz, entendemos que tenga aspiraciones, pero, como dicen por ahí, zapatero a tus zapatos, sería conveniente, que llegado el momento, defina bien, para que si está preparado, porque con todo respeto es evidente que para esto del quehacer público no.

Sextante.

Otro que saltó del barco como las ratas es Gustavo Moreno Ramos quien hasta la semana pasada fungió como delegado del FOVISSSTE en Veracruz y quién va por la candidatura a la alcaldía por la coalición PAN-PRD en Misantla. A pesar de haber pedido chamba en México y lo mandaron como segundón en el ISSSTE, Moreno Ramos les pago con la moneda de la traición a los priistas pero no extraña pues su postura dentro de los partidos políticos ha sido circunstancial, dependiendo de las condiciones de cada proceso electoral, pues se le puede ver tanto siendo abanderado por el PRI, por el PAN o por el PRD, incluso hace meses se le podía ver abrazado de Javier Duarte y ahora con Yunes Linares. ¿Pues de que se trata, pues?

Ballestina.

Que alguien le avise a Hilario Barcelata que alguien le está inundando el Instituto de Pensiones del Estado (IPE) de muñecas, y es que nos informan que ahora más que oficinas el Instituto parece una especie de “Casa de Barbies”, que por cierto se las quieren achacar a su autoría y tutoría pues de unos meses se registra el supuesto ingreso de más de 17 niñas guapas y sin currículum trabajando ahí. El caso más conocido es el de la jefa de Servicios Generales, María de Lourdes Fernández Martínez, quien nos dicen que trabaja también como Encargada de la Unidad de Transparencia del instituto, convendría simplemente ¿explicar si la funcionaria dobletea puesto y sueldo?

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta