Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

¡El encubridor de Duarte fue el principal filtrador de documentos de la PGR a la prensa!

Con la detención de Flavino se destapa una cloaca largamente esperada.

El interino de triste memoria en Veracruz es la punta del iceberg de toda la cadena de complicidades que inoda a Fidelistas y Duartistas; a ese círculo de poder y saqueo, a los prestanombres de Javier y Karime, es el hilo conductor que eventualmente llevará al esclarecimiento del desvío de tres mil millones de pesos en los últimos 46 días de su efímero mandato.

Así, si algo merece el aplauso generalizado es la detención y proceso de Flavino Ríos Alvarado.

Todo ello a pesar de que en el trasfondo se esconde la respuesta de Yunes Linares a Héctor Yunes Landa, aliado de Flavino, quien adelantó que este lunes haría un corte de caja de los primeros cien días del gobierno de su primo; es la caja china, un distractor ante la incontenible inseguridad generalizada en Veracruz; es una pared ante las agresiones del Peje; es un mensaje para Fidel y Alemán.

Hoy, el gran pretexto judicial es el supuesto préstamo de Flavino de un helicóptero a Javier Duarte para facilitar su huida cuando las partes en conflicto bien saben que a este chino difícilmente se le podrá comprobar una firma o llamada grabada el hecho que operó un empleado menor.

Ello, todo ello sin embargo, no le resta méritos a la acción jurídica en contra de Flavino, un pillo de siete suelas que creyó podía caminar orondamente por las calles de Xalapa como si nada ilícito hubiera hecho.

Flavino es repudiado por todo un pueblo por madrear a los viejitos que reclamaron públicamente sus derechos en la víspera navideña del 2015 y su detención abre la caja de pandora por un sin fin de ilícitos.

Fresca en la memoria está como en las puertas del derrumbe del gobierno de Javier Duarte se destapó la cloaca del entramado ilegal construido por el secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado para quedar como gobernador interino.
Flavino encubrió a Duarte cuando la PGR encontró en junio del año anterior la punta del entramado de los 69 saqueadores del erario público.

Al rendir sus primeras declaraciones como indiciado, el director de Catastro del Gobierno del Estado, Domingo Yorio Saqui, reveló que “yo solo informé al doctor Flavino Ríos de las acciones de la PGR cuando llegaron por primera vez a mi oficina a solicitar información sobre 69 personas, entre ellos amigos, familiares, personas ligadas al gobernador y funcionarios del gobierno”.

Yorio declaró además a los ministerios públicos de la PGR que Flavino pretendió obligarlo a sesgar la información incriminatoria a Yunes Linares ante cierta prensa estatal y columnistas a lo cual se negó por lo que fue la Coordinador de Comunicación Social la que se encargaría de difundir la documentación manoseada.

La historia del entramado de filtraciones de Flavino y encubrimiento se origina cuando el 27 de julio del 2016 se presenta un agente del ministerio público federal a la Dirección de Catastro acompañado de 24 elementos armados para solicitar información sobre 69 personas, entre ellas Javier Duarte y familia, así como la familia Yunes Linares.

Yorio solo les entrega la información de 22 personas comprometiéndose al complemento al día siguiente, el 27 de julio, debido a que una parte del personal, la encargada del área de cómputo estaba de vacaciones.

Flavino, por respuesta a la demanda de la autoridad federal ordena encubrir al gobernador al tiempo que ordena a Sefiplan bloquear los discos duros de las computadoras y cortar la luz en la zona de la Dirección de Catastro.

El 29 de julio, el diario Reforma publica que la dependencia de la Secretaría de Gobierno de Veracruz “ocultó información catastral de propiedades poseídas por Mónica Ghihan Macías Tubilla, así como José Armando Rodríguez”.
“Tampoco se reportaron datos de la dirección de la empresa Azura Sociedades Unidas, ni del apoderado, David Alejandro Osorio Aguirre, también en la mira de la investigación federal”.

Mientras el diario Notiver da cuenta por segunda ocasión, la renuncia de Rafael Valverde, a la dirección del Registro Civil, luego de 46 años de servicio, por negarse a alterar actas de nacimiento del grupo familiar de Javier Duarte, dimisión que sucede el 15 de agosto.

El 25 de agosto, el diario Reforma da cuenta que el gobierno de Javier Duarte, esconde y “Busca borrar registros”. En los días siguientes prácticamente de manera sucesoria se mandan mensajes a Duarte a ocho columnas: “Hereda su fortuna operador a Duarte, Moisés Manzur nombra su heredero al actual gobernador” (26 de agosto).

El 28 de agosto: “Admite operador heredar a Duarte”, mientras el mandatario aduce: “No me sabía beneficiario”.
El lunes 19 de septiembre Reforma retoma: “Indagan a Duarte por evasión fiscal”, se incluye a su esposa, hermanos y familia de segundo y tercer grado. Asimismo publica: “Desfalco millonario del suegro de Duarte, Tony Macías”, advirtiendo que está bajo la lupa de la Federación.

Finalmente este miércoles 21 de septiembre se pasa de la denuncia pública a los hechos cuando un centenar de policías federales armados toman Palacio de Gobierno y la Oficina de Catastro, someten a interrogatorio a Flavino Ríos e invitan a Yorio a la ciudad de México a la PGR en calidad de indiciado.

Ello da lugar a que, de nueva cuenta, Flavino trate de sesgar la información al declarar a la prensa, luego del interrogatorio a que fue sometido que las autoridades ministeriales se presentaron a investigar los bienes ilícitos pero de Miguel Ángel Yunes Linares.

¿A Palacio?..

Queda al descubierto el juego perverso de Flavino, a quien hoy mismo persiguen las autoridades por violentar y filtrar a la prensa carpetas de la PGR, lo cual daría lugar a un juicio adicional que ameritan de dos a siete años de cárcel.

Ello sin contar que ya se tiene la carpeta que da cuenta de sus ilícitos, bienes y propiedades tanto de él como de su familia en Xalapa, Minatitlán –ranchos incluidos- y la ciudad de México.

Botón de muestra, una fotografía de la mansión de su hija Dulce María Ríos Guerrero, en el exclusivo fraccionamiento “El Lago”, atrás del centro comercial Plaza Américas, donde se asienta una residencia de mil 118 metros. Ahí fue detenido este sábado.

Hay más historias de este oriundo de Oaxaca, inventado por el alemanismo, con un supuesto doctorado que lo llevó a ser investigador de tiempo completo de la Universidad Veracruzana, plaza por la que cobra jugoso salario, un par de Notarias en su haber… ¡Pa´lo hijos también, ¿qué no? en donde se encubre a empresas fantasma.

Ese es Flavino, hoy enchiquerado… ¡Justicia divina, hermano!

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta