Claudia Rodríguez/

ACTA PÚBLICA/

Cualquier actor político que piense que lo que tiene hoy se lo merece, se equivoca; siempre es sujeto utilitario a los fines de a quien más convenga, pues todo lo que recibe no siempre está suficientemente pagado.

Es el caso de la sí, muy conocida Josefina Vázquez Mota, pero no tan popular.
La panista Vázquez Mota además de haber sido dos veces diputada, durante las Administraciones federales de su partido ocupó con Vicente Fox la cartera de Desarrollo Social y con Felipe Calderón la de Educación Pública, además de que su puesto más visible fue el de candidata de Acción Nacional en 2012 a la Presidencia de la República.

Josefina se alejó del campo visible de la política durante estos primeros cuatro años de Enrique Peña Nieto al frente del Ejecutivo federal; pero no lo hizo en cuanto a seguir recibiendo recursos millonarios del erario público.

Vázquez Mota presidió la iniciativa de apoyo a migrantes en Estados Unidos, conocida como Juntos Podemos, la cual ha sido financiado por el Gobierno actual con poco más de 900 millones de pesos, aunque ella lo negó:

“Nunca he recibido un solo peso de recursos públicos, porque jurídicamente Juntos Podemos no tiene ninguna posibilidad de tener dinero alguno… No tengo nada que ver con el manejo administrativo ni tengo cuenta de cheques. Esta no es una fundación ni una organización de la sociedad civil. Lo que hace es tratar de unir, de tocar puertas en Estados Unidos y México”.

Ahora cuando precisamente los mexicanos en Estados Unidos necesitan más del trabajo como Podemos México, por más oscuras que sean en el aspecto financiero; Vázquez Mota se va a competir por la gubernatura del Estado de México, pero en realidad la llevan, porque sabe ella que va a realizar el trabajo de dividir el voto en favor del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de Alfredo del Mazo Maza, y no a ganar.

Si ella pensaba que se había ganado ese puesto honorario y el manejo discrecional del dinero en Podemos México, se equivocó. Hoy Peña Nieto se lo cobra y va justo a lo que más sinsabores le ha provocado en su carrera política: a perder en un puesto de elección popular, antes de empezar a competir.

Triste el papel de Josefina Vázquez Mota, que de manera hipócrita se advierte defensora de otras causas, cuando no defiende la propia.

Acta Divina… El domingo 19 de febrero, Josefina Vázquez Mota se registró como precandidata del PAN para la gubernatura del Estado de México. Dijo hacerlo con “convicción, pasión y mucho compromiso”.

Para advertir… La pasión de Vázquez Mota estará recompensada con más y más impuestos de todos los mexicanos.

[email protected]

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta