Los Políticos

Salvador Muñoz

La alternancia del poder (que en buen castellano bien podría decirse, el cambio de color en el poder) que actualmente se vive en Veracruz, así como su equilibrio de fuerzas, permite al ciudadano que gusta de la política, vislumbrar mejor el juego que juegan nuestros políticos.
Un ejemplo claro de ello se vivió en el Partido Verde Ecologista de México con sede en Boca del Río. El Jardín de salón y banquetes Kleps fue el escenario de algo que asemeja más a una burla sin conocimiento de quién será el destinatario.
Se trata de la toma de protesta del Comité Municipal del PVEM en esta ciudad, donde se citó a los jefes de seccionales ¡pero del PRI!
La intención era fingir o aparentar una estructura “verde” utilizando a la militancia del PRI.
Entonces, volviendo al asunto de la burla sin destinatario, uno se debería de preguntar de quién se mofa el PVEM: ¿de los priistas, del INE, de los boqueños o del mismo Verde?
II

El asunto es más divertido (disculpen, no se puede ver de otra forma a esa broma que hace el PVEM boqueño) cuando uno se entera que la sede de la presentación del “teatro” que hace el Verde ecologista es el Jardín para salones y banquetes Kleps. ¿Y cuál es lo extraordinario? Ah, que pertenece a Raúl Zarrabal Ferat, lo que da lugar a la duda: ¿Se prestó este priísta a la burla del PVEM o sólo ejerció su libertad de comercio cual fenicio?
Suponiendo que se trata del primer caso, entonces podríamos considerarlo cómplice de la broma o burla del PVEM para las potenciales víctimas que hemos citado.
Claro, hablamos sólo de una posibilidad, y seamos optimistas: Raúl Zarrabal, ante el escenario que enfrenta políticamente donde por un largo tiempo no asomará la cabeza, necesita (sobre)vivir de sus rentas que le dejaron su paso por el PRI, como regidor, diputado local dos veces y titular de SIOP.
III

¿Y Héctor Muñiz Lagunes, el dirigente del PRI boqueño, qué piensa al respecto? Quizás nada, más cuando las oficinas del Comité Municipal tricolor las mantiene cerradas sin que haya interés por atender a la militancia o por dejar participar a la militancia, como por ejemplo, a los amigos de Unidos por Boca, quienes estaban dando cursos y de plano prefirió cerrar las puertas y mandar a los seccionales a participar en el “Teatro” del PVEM.
A como van las cosas, en una de ésas, la intención sea “desaparecer” al PRI en Boca del Río con la pretensión de ir posicionando al Partido Ecologista de Herrera, perdón, de México… y es posible que esa misma estrategia vaya asentándose en otros municipios… habrá que ver.
IV

Pero no sólo en Boca del Río los políticos intentan burlarse de los ciudadanos o de sus mismos militantes. En Xalapa, Jesús Velázquez resultó un remedo de Guasón pero descabellado. ¡Miren que intentar sorprender al PRD nacional violentando sus propias leyes y reglamentos al querer meter “a cajón” a un ex priista entre los aspirantes a la candidatura por la alcaldía de Xalapa!
Son varios los elementos que exhiben el “chanchullo” del PRD veracruzano. El primero, al dar a conocer a los aspirantes el pasado 15 de febrero, omite el nombre de Velasco Chedraui y ha de disculpar Jesús Velázquez, pero se tendría que ser muy, pero muy-muy distraído para no recordar que entre los aspirantes esté un ex alcalde priista o un ex diputado priista.
El segundo caso que evidencia a Chucho Velázquez son las actas con las que cuentan los aspirantes que se registraron donde no aparece por ningún lado David Velasco Chedraui.
Tercero. ¿Por qué David no hizo ruido en su registro?
Y cuarto: Bajo el supuesto de que se hubiera registrado David “Tontín” Velasco Chedraui ¿por qué no hizo precampaña entre la militancia del Sol Azteca?
Bueno, pero no sólo el PVEM, PRI y PRD intentan verle la cara de lo que usted está pensando a militantes y ciudadanos. El PAN igual le entra al juego.

En Orizaba, el ex alcalde, antecesor de Juan Manuel Diez Francos, Hugo Chahín Maluly, “renuncia” un día al PRI y de inmediato es recibido por el PAN para registrarse entre los suspirantes a la alcaldía. Dos cosas: ¿Por qué renunciar al PRI? ¿Por qué admitirlo en el PAN?

Juan Manuel Diez Francos no quiere perder el poder. Chahín no deja de ser su extensión y al considerar que es difícil que cualquiera de sus dos barajas en el PRI, Juan del Bosque y Cristian Pérez Espinoza, difícilmente podrán tener el apoyo de la militancia del PRI que se inclina por Elvia Ruiz Cesáreo, se juega una penúltima carta: mandar un alfil al PAN… mientras, mantiene la del PVEM cerrada en la figura de su esposa, Osi Pírez de Diez. Y parodiando la frase de Miguel Ángel Yunes Márquez cuando criticó la posibilidad de que Morena llevara candidatos extraídos del priismo, hoy las palabras se le voltean y no sólo en Orizaba: “Se están llevando a toda la escoria, se está llevando la gente que nadie quiere en otros partidos, entonces yo no sé qué tanto pregona de transparencia, de pulcritud y rectitud si la verdad están aceptando simple y sencillamente al que se quiera unir”.

¿A poco no debemos de dar gracias a la alternancia del poder o cambio de color en el poder, que podamos ver el intento de burla que pretenden los partidos para con su propia militancia y a la vez, para con los ciudadanos?

[email protected]

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta