San Andrés Tuxtla, marzo 14 de 2017.- Con la implementación de un operativo táctico de inteligencia realizado por agentes ministeriales adscritos a la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS), la Fiscalía General del Estado informa que see rescató a una víctima que era mantenida privada de su libertad en una vivienda ubicada en la zona de los Tuxtlas.

Las labores de búsqueda del agraviado identificado con las iniciales F.F.T., de 61 años de edad, dieron inicio el pasado 8 de marzo del año en curso, cuando fue denunciada ante la autoridad ministerial la desaparición de la víctima.

De inmediato fue iniciada una indagatoria ministerial, en cuya integración se agotaron diversas líneas de investigación, una de las cuales condujo a los detectives a conocer que el siniestrado era víctima de un secuestro.

Por lo anterior, fue instaurado un operativo coordinado de seguridad en el que intervinieron agentes de la Policía Ministerial adscritos a la Fiscalía Regional de la zona Cosamaloapan y agentes de la UECS, quienes mediante trabajo de inteligencia ubicaron el paradero de la víctima.

Así, mediante un operativo especializado implementado en un inmueble ubicado en la localidad Buenos Aires de este municipio, fue ubicado sano y salvo.

Luego de brindarle atención integral y de realizar las diligencias de rigor, fue entregado oficialmente a sus familiares.

Entre tanto en la zona con más secuestros en Veracruz, desde Coatzacoalcos hasta Minatitlán, se logró el rescate de una de las víctimas de las bandas que la policía o la coordinación de seguridad no Logran atrapar.

En un comunicado informan que fue ubicada sana y salva una “probable” (SIC) víctima de secuestro, cuyo paradero se desconocía desde el pasado 28 de febrero del año en curso.

Al conocer de los hechos mediante los cuales fuera privada de su libertad la víctima de identidad resguardada, identificada como la madre de una servidora pública local, de inmediato se implementaron las diligencias protocolarias especializadas para asegurar su integridad.

A su vez, detectives adscritos a la UECS apoyaron a los familiares de la víctima en manejo de crisis, teniendo como resultado de las acciones conjuntas, la ubicación de la agraviada.

En los dos casos no detallan si el “rescate” fue luego del pago exigido por los secuestradores, de los cuales tampoco se dice si fueron atrapados.

No hay comentarios

Dejar respuesta