Brenda Caballero/

Números Rojos/

Muchas veces me pregunté el porqué había nacido mujer. Incluso algunas veces tuve la idea de que si hubiera sido varón, mi vida sería más fácil.
Díjera Ana Miriam Ferráez: “nosotras como mujeres nos hemos tenido que ganar todo; los varones ya nacieron con el derecho de votar; a la mujer le ha costado el doble de llegar a donde ha llegado”.

Hoy han desaparecido en mí esos pensamientos y a pesar de la desigualdad en la que todavía vivimos las mujeres, sin que suene cursi, es lo mejor que me ha pasado: ser mujer. Dijera Patricia Montiel Escobar: “Las que ponen los huevos, son las gallinas”, y las mujeres tenemos mucho carácter.

Precisamente ayer leía un comentario donde en la antesala del Día Internacional de la Mujer, este 8 de marzo, se decía que no había nada que celebrar, pues aún hay mucha inequidad de género y se necesitarían muchos años para abatirla. Vaya, hasta hay quien afirma que el hecho de dar un día a la mujer marca la brecha entre ambos sexos.

Es respetable la opinión, pero las mujeres no podemos quedarnos de brazos cruzados esperando a que un día haya un milagro y todos los patrones que la misma sociedad ha implementado desde hace siglos desaparezcan; tenemos que trabajar en lograr espacios para nosotras mismas desde la trinchera en la que vivimos.

De verdad que no es fácil, lo digo por experiencia desde este espacio de Lunes de Mujeres creado desde hace un año con la finalidad de impulsar el trabajo de éstas en los ámbitos político, económico y social. “¡Ah! escribe de mujeres! ¿para qué lo leo? ¿para qué lo comparto?”; opiniones no sólo de varones, lo más triste, pues los hombres no son los únicos que bloquean a las mujeres, dijera la vox populi: “el mayor enemigo de una mujer, es otra mujer”.

Por fortuna tenemos a muchas mujeres que no piensan así, que trabajan para y por las mujeres, desde los colectivos, asociaciones, agrupaciones, activistas, periodistas, empresarias, luchadoras sociales, madres de familia y hasta organismos gubernamentales como los Institutos de las Mujeres; estos últimos muchas veces son muy criticados por considerar que no hacen lo suficiente en favor de nosotras. Pero ¿qué hacemos los y las demás?

Actualmente se ha integrado ya la Perspectiva de Género en las legislaciones, políticas, programas y proyectos estatales, pero se ha recorrido un gran camino, desde las sufragistas por el reconocimiento de los derechos políticos, el movimiento feminista originado para romper el esquema patriarcal y reconocer los derechos de las mujeres, hasta la IV Conferencia de la Mujer en Beijing, en 1995, que puede ser considerado el parteaguas en la historia de esta lucha.

Ahora que si vemos a la mujer en cifras, de la población de 118 millones en México, 60.5 millones somos mujeres. El 43.8 por ciento de las personas ocupadas registradas en la economía nacional, fueron mujeres, aunque según datos de la OCDE, en 2016, las mujeres ganamos 18 por ciento menos por un trabajo de igual valor.

El 66 por ciento de las mujeres que trabajan son subordinadas, mientras que el 22 por ciento trabaja por cuenta propia. Y hablando de domésticas y de cuidados, corresponde el 18 por ciento del PIB.

A nivel mundial sólo tenemos a 15 países gobernados por mujeres.
En México hay una gobernadora; los gabinetes de gobierno se integran por el 14 por ciento de mujeres; 7 por ciento son alcaldesas; 42.4 por ciento están en el poder legislativo, mientras que en el poder judicial tan solo hay 18.2 por ciento de mujeres.

De acuerdo con el Reporte 2016 de Brecha de Género que da a conocer el Foro Económico Mundial, México ocupa el lugar número 66 de 144 países.
De acuerdo a los datos del Banco Interamericano de Desarrollo, en 2016, nuestro país tiene la menor participación económica femenina con un 36 por ciento.

Ahora que si nos vamos a los problemas que estamos viviendo las mujeres, aparte de la escasa presencia de ellas en la toma de decisiones, encontramos casos de violencia familiar, discriminación laboral y los feminicidios.

El conocer estos datos nos obliga a todos, hombres y mujeres, a incluir en la agenda pública atención a la violencia de género, crear bancos de datos, instancias de la mujer en estados y municipios, unidades de género para la protección de sus derechos, y sobre todo, aumentar el presupuesto para poder realizar todo este trabajo.

Este lunes, a las 9:30 horas, en el Auditorio Silvestre Moreno Cora de Palacio de Gobierno, la Maestra Patricia Espinosa Torre, primera Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) dará la conferencia magistral titulada: “Avances en la Institucionalización en la Perspectiva de Género”, siendo anfitrión el Instituto Veracruzano de las Mujeres a cargo de la maestra Sara Gabriela Palacios Hernández.

Patricia, es madre de cuatro hijos, abuela de 9 nietos, funcionaria pública, ha sido catedrática y diputada. Durante su gestión legislativa impulsó la creación de la Comisión de Equidad y Género y del Parlamento de Mujeres. Propuso la reforma al artículo 4° Constitucional en favor de los derechos de la niñez y de la adolescencia, así como la Ley para la protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes. Además de activista por más de 25 años. ¿Quién mejor para hablarnos de la Equidad de Género?

[email protected]
@NumerosRojos_BC

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta