México, 25 Febrero 2017.- La presidenta de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), Consuelo Mendoza, planteó la necesidad de fortalecer las materias de civismo y ética para prevenir la violencia en las escuelas.

Estas materias, dijo, deben ser ejes rectores en el nuevo modelo educativo y la participación real y activa de los Consejos Escolares de Participación Social, para que desde ahí la comunidad educativa implante una cultura de paz, todo de acuerdo con un comunicado.

También consideró se requiere contar con especialistas capacitados para atender a niños y jóvenes que presenten problemas de conducta o que sean agresores dentro y fuera de los planteles escolares, así como para las víctimas de violencia.

Lo anterior, agregó, “para recibir la atención profesional que sea requerida, por lo que se hace necesaria la participación de la Secretaría de Salud para brindar estos servicios de manera inmediata y gratuita tanto a los alumnos como a sus familiares”.

Finalmente, mencionó que el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), reveló que en México seis de cada 100 niños de entre uno y 14 años reciben un castigo físico severo, mientras que 63.1 por ciento es víctima de actos violentos como bofetadas o jalón de cabello, y el 53.1 por ciento sufre agresión sicológica.

También citó que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dio a conocer que el número de menores afectados por la violencia escolar aumentó en los últimos dos años 10 por ciento, al grado de que siete de cada 10 alumnos han sido víctimas de violencia.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta