Nos quejamos de Trump. El descrédito de la política puede llevarnos, como en EU, a escenarios dantescos.

¿Cree usted posible que un exfutbolista que, metido a político, no ha logrado sino pasar vergüenzas, tenga posibilidades de ser mandatario estatal? Pues sí.

Encuentro Social anunció que Cuauhtémoc Blanco, alcalde de Cuernavaca, Morelos, es no sólo su nuevo militante, sino su próximo candidato a la gubernatura del estado.

Hugo Eric Flores, presidente del PES, dijo que, con la adhesión de Blanco, se busca formar un nuevo cuadro de militantes.

No dude que votarán por él, aunque el Cuau sea una burla para México y la política.

Mire que eso de anunciar candidatura después de su escándalo es no tener vergüenza.

Se lee en Frentes Políticos de Excélsior.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta