CLAROSCUROS
José Luis Ortega Vidal
(1)
Fueron dos breves encuentros con sendas fuentes informativas de primer nivel sobre la historia del periodismo en Coatzacoalcos.
Ambas lo han vivido por dentro y una de ellas desde la perspectiva historiográfica, con que aportó a una visión integral sobre el pasado de lo que en el siglo XVI fue la Villa del Espíritu Santo; posteriormente Puerto México y hoy Coatzacoalcos.
Una de las fuentes me remite a una pista: en 1911 se habría fundado el primer periódico del siglo XX en Coatzacoalcos.
Su nombre Diario del Istmo -ajeno al actual que lleva la misma nomenclatura- y su línea editorial: crítica, combativa.
La segunda fuente vivió la fundación del actual Diario del Istmo, el periódico cuya propietaria -Roselia Barajas de Robles- ha mantenido una relación política directa con Andrés Manuel López Obrador desde sus inicios en la oposición de izquierda y es la veracruzana con mayor influencia en el dirigente nacional de MORENA.
Diario del Istmo, sus intereses políticos y los nexos con AMLO explican la presencia de Rocío Nahle García junto a López Obrador, haciendo y deshaciendo en el morenismo veracruzano pero particularmente en el sur y de modo singular en Coatzacoalcos.
Aquí, la diputada federal por el distrito XI y coordinadora de la bancada de MORENA en la Cámara Baja del Congreso ha impuesto y defiende la figura de Víctor Manuel Carranza como el cuasi candidato de MORENA a la presidencia municipal.
La fuente consultada nos ubica.
Diario del Ismo cumple su papel histórico; su rol político/social; da fe a la esencia que lo vio nacer de manos de Rubén Pabello Acosta el 18 de abril de 1979.
Su cercanía con el poder; sus nexos para beneficiar y beneficiarse del poder; su papel alrededor del poder mismo.
Junto a Rubén Pabello Acosta, fundador del diario de Xalapa y del diario de Veracruz en la ciudad y puerto del mismo nombre, acudió el gobernador Rafael Hernández Ochoa a la inauguración del Diario del Istmo el último año de la década de los 70s.
Á Diario Sotavento, un añejo periódico porteño propietario del empresario chiapaneco Alfonso Grajales, le quedaban pocos años de vida.
Diario del Istmo inauguró la presencia de la tecnología de rotativa en Coatzacoalcos.
La competencia se elaboraba con linotipos.
Diario Cámara, del legendario reportero Javier Zea Salas, pasaría a la historia también.
El único periódico creado en la primera mitad del siglo XX en el sur de Veracruz y aún vigente es La Opinión de Minatitlán.
Fue, durante décadas, un diario de influencia regional.
Hoy, básicamente circula en su natal Minatitlán pero sobrevive tras haber sido fundado en 1934 y contar con casi 83 años edad, impreso en blanco y negro.
(2)
El empresario automotriz Juan Osorio López sería candidato del PRI a la presidencia de Coatzacoalcos en 1979.
La década de los 70s había sido aciaga para el priísmo en el municipio porteño. Había perdido en dos ocasiones los comicios locales.
Además, emergió otra competencia: la del periódico El Matutino dirigido por los hermanos Cárdenas Cruz, Emilio –primero- y Mussio –después- con una línea crítica hacia el sistema político tricolor.
Diario del Istmo, con una fuerte inversión privada y apoyo desde el gobierno del estado vendría a “enmendar” la plana para los intereses políticos de “la democracia perfecta”.
(3)
En el 2017, Diario del Istmo es pieza clave para los intereses que representan Rocío Nahle García, sus padrinos los Robles Barajas, su jefe AMLO, su candidato y amigo familiar Víctor Manuel Carranza y el objetivo común: el arribo una vez más al palacio municipal de Coatzacoalcos donde se manejan miles de millones de pesos.
Estos han pasado por las manos de los ex alcaldes Juan Hilllam Jiménez y su hijo Iván Hillman Chapoy, suegro y esposo de Mónica Robles Barajas, ex diputada local por el PVEM al que ha renunciado mientras su cónyuge se mantiene en el PRI como delegado de la Comisión Nacional del Agua en Tabasco tras haber contado con el mismo cargo en Veracruz.
Nada es casual
Todo es causal.
Ocurre de norte a sur, de oriente a poniente.
Los medios de comunicación y sus historias, del tamiz que sean, están siempre ligadas a la transformación del poder. A sus claros y a sus oscuros.
(4)
La noche del 9 de abril del 2005, en las cercanías de su casa en Poza Rica, fue atacado de 13 balazos mortales el periodista y propietario del periódico La Opinión: Raúl Gibb Guerrero.
La mañana de aquella jornada fatídica, el heredero del periódico más poderoso e influyente de la zona norte de Veracruz, incluyendo parte de la región totonaca y casi toda la huasteca, había inaugurado una filial en Nautla, municipio vecino de Martínez de la Torre, de San Rafael, de Misantla, de Tlapacoyan, área colindante con la frontera entre Veracruz y Puebla.
Reciente el inicio del segundo año de gobierno de Fidel Herrera Beltrán…
¿Quién o quiénes mataron al poderoso empresario periodístico?
¿Por qué?
Su extensión empresarial se generó hacia el municipio donde nacieron los hermanos Izquierdo Hebrard, cuñados de Arturo “El negro” Durazo Moreno.
Arturo y Hugo Izquierdo Hebrard trabajaron para el gobernador de Sinaloa Leopoldo Sánchez Celis.
Desde Nautla pasaron a vivir al norte del país donde conocieron a Miguel Angel Félix Gallardo, responsable de la seguridad de los hijos del gobernador sinaloense.
El llamado “Padrino”, había sido ´madrina´ y luego agente de la policía judicial federal.
Apoyado por Sánchez Celis, Félix Gallardo se convirtió en el más importante narcotraficante en México durante las décadas de los 70s y 80s.
Empezó con marihuana y amapola enviadas a Estados Unidos.
Luego se introdujo al negocio internacional de la cocaína proveniente de Colombia, puesta en México con el apoyo de su contacto el hondureño Ramón Matta Ballesteros y finalmente haciendo negocios con Pablo Escobar Gaviria, el histórico y más sangriento líder del crimen organizado de Sudamérica de que se tenga registro.
Los Izquierdo Hebrard se hicieron socios de Félix Gallardo. A la postre Le vendieron el rancho “Camino Real” ubicado cerca de su pueblo natal y a orilla de carretera.
Operaban desde ahí una pista clandestina donde avionetas llenas de droga y proveniente de Sudamérica y con destino a Estados Unidos, cargaban combustible.
En el “Camino Real” se escondió –prófugo de la justicia tras el sexenio de su protector José López Portillo, ´El negro Durazo´, aquel de los muertos del río Tula.
El periodista Ricardo Ravelo escribió el primero de octubre de 1994 en la revista PROCESO:

“Conocido en la entidad como El Padrino de la Droga, Arturo Izquierdo Hebrard, excuñado de Arturo Durazo Moreno, socio del narcotraficante Miguel Angel Félix Gallardo durante la primera mitad del decenio de los ochenta y actual empleado del gobernador Patricio Chirinos Calero, es ahora uno de los principales operadores del cártel del Golfo, que dirige Juan García Abrego, de acuerdo con información proporcionada por el delegado de la Procuraduría General de la República (PGR), José Antonio González Báez Cardoso.
Su relación con Juan Nepomuceno Guerra —tío de García Abrego, preso en Matamoros por delitos contra la salud— data de hace al menos una década, aunque ya desde principios de los ochenta tenía trato con Félix Gallardo”. (1)
(5)
Nada es nuevo. Los hombres de poder crean o empoderan medios de comunicación para sus intereses particulares.
Hay periodistas que van en busca del poder también, alejados del objetivo original: informar como ejercicio de vida.
La codicia substituye a la vocación si es que alguna vez existió.
Entran en juego los cruces fatídicos, las cartas del destino o la introducción a territorios prohibidos.
El periodismo y el poder son como dos amantes de pasión inagotable y a veces se topan con la visión de Neruda: “es tan corto el amor y tan largo el olvido”.
En ocasiones, también, como en una tragedia griega, se exterminan mutuamente en un abrazo fatal…
(1) http://www.proceso.com.mx/…/arturo-izquierdo-hebrard-emplea…

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta