Rebecca Arenas /

In memoriam Don Jesús Silva Herzog hombre de estado que supo predicar con el ejemplo.

Directamente relacionado con la valoración y reconocimiento al importante papel de las mujeres al través de la Historia, que se conmemora este 8 de marzo, una etapa posterior es la equidad de género, que presupone la igualdad de oportunidades, derechos y obligaciones entre hombres y mujeres igualmente capaces de atender a cabalidad una responsabilidad dada.

Este concepto que conlleva un profundo concepto de justicia entre ambos géneros, constituye desde hace más de cuatro décadas, un tema prioritario para cimentar las bases hacia una efectiva igualdad entre todos, tanto en las discusiones de los organismos multilaterales, como en los planos nacionales.

Surgido en la reunión de Beijing de 1995, el tema ha ido evolucionando, y en 2016 el tema para el Día Internacional de la Mujer de acuerdo con la ONU fue: “Por un Planeta 50-50 en 2030: Demos el paso para la igualdad de género”. Así, este 8 de marzo, los representantes de los países analizarán en el seno de la ONU,Mujer: cómo acelerar la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, e impulsar la aplicación efectiva de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En este contexto, las estadísticas con perspectiva de género son una herramienta muy importante para conocer la evolución de la participación de la mujer en la economía mexicana y para dar seguimiento a los avances en materia de igualdad de género. Por ello, la Junta de Gobierno del INEGI, emitió hace un par de años los: Lineamientos para Incorporar la Perspectiva de Género en el Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica, o sea las disposiciones para que las Unidades del Estado en actividades de producción, integración y difusión de Información de Interés Nacional, consideren la perspectiva de género en el diseño y ejecución de dichas actividades.

Todo esto que suena bien, en tanto avances graduales pero sólidos en el tema de la equidad de género, lamentablemente pierde toda credibilidad, cuando es la propia institución gubernamental la que trasgrede la ley debiendo ser la primera en poner el ejemplo.

Se trata de la falsificación del currículum vitae de la señora Paloma Merodio Gómez, emitido por la Presidencia de la República, a fin de que la susodicha persona sea la vicepresidenta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), aunque no cumpla los requisitos de Ley para ocupar el puesto.

El apartado II del artículo 69 de la Ley del Sistema Nacional de Estadística y Geografía establece que la designación para las vicepresidencias deben recaer en profesionales distinguidos en materias relacionadas con la estadística, la geografía o la economía, y haber ocupado, por lo menos durante cinco años algún cargo de alto nivel en los sectores públicos o privado, o ser académico de reconocido prestigio en las materias mencionadas. Como la señora Merodio Gómez no cumple con dichos requisitos, su CV hubo de ser modificado. Así de sencillo y de grave.

La propuesta emitida por la Presidencia ha indignado a organizaciones de la sociedad civil y del mundo académico, quienes ya se han dirigido al Presidente Peña Nieto para que tome con la máxima seriedad la integración de la nueva Vicepresidenta del INEGI. De no dar marcha atrás, este gravísimo ejemplo por parte de la institución que debiera ser la primera en respetar la ley, tendrá costosas secuelas en la confianza ciudadana. Al tiempo.
[email protected]

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta