Veracruzanos.info/

México, 13 de marzo 2017.- Los silbantes lograron su cometido, pues esta tarde la Femexfut anunció que tanto Pablo Aguilar, elemento del América, como Enrique Triverio, jugador de Toluca, han sido congelados de toda actividad futbolística por un año, como resultado de las agresiones cometidas por los susodichos en contra de los de negro.

De acuerdo a un comunicado, la Comisión Disciplinaria informó que se abrió una investigación por supuestos insultos racistas en contra del jugador Gilberto Barbosa del Club Bravos de Juárez en el partido ante Alebrijes de Oaxaca, celebrado el pasado viernes 10 de marzo en el Estadio Instituto Tecnológico de Oaxaca, correspondiente a la Jornada 12 de Ascenso MX.

De conformidad con el artículo 2 que rige las actuaciones de esta Comisión de Apelaciones, esta autoridad es competente para conocer, revisar y resolver, los recursos presentados en última instancia por los afiliados a la FMF, siempre que se consideren agraviados por la resolución o decisión de la Comisión Disciplinaria, y toda vez que los árbitros son considerados afiliados derivados de la FMF, esta Comisión es competente para resolver el recurso de apelación presentado por la Comisión de Árbitros.

Una vez analizados los documentos y pruebas aportadas, la Comisión de Apelaciones ha determinado revocar las sanciones impuestas por la Comisión Disciplinaria en fecha 10 de marzo de 2017, respecto a los jugadores Enrique Triverio del Club Toluca y Pablo Aguilar del Club América.

En su lugar, ha determinado sancionar a los jugadores Enrique Triverio del Club Toluca y Pablo Aguilar del Club América con un año de suspensión y una multa de 450 UMAS por haber infringido el artículo 18 inciso n) del Reglamento de Sanciones.

Hasta el momento los jugadores no han dado declaraciones al respecto, se espera que más tarde hablen ante esta decisión.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta