¿Venganza de Yunes?

Desde el gobierno federal y en el PRI, a cargo de Enrique Ochoa Reza, ven una suerte de venganza del gobernador veracruzano Miguel Ángel Yunes en la detención de Flavino Ríos, ex mandatario interino de Veracruz, por supuestamente haber encubierto las tropelías y, posteriormente, la fuga de Javier Duarte.

¿Cuál sería el móvil del panista Yunes?, se preguntará usted. La respuesta, nos comentan, la tienen los priístas, quienes todavía ven a don Miguel Ángel como un personaje cercano e incondicional de la maestra Elba Esther Gordillo.

Y recordará usted que el titular del Primer Tribunal Unitario negó hace unos días el beneficio de la prisión domiciliaria a la ex líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. ¿En serio están relacionados los dos hechos?

Se lee en Bajo Reserva de El Universal.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta