* La nueva revelación confirma lo que el padre Solalinde habría denunciado en el sexenio de Duarte
* La PGR sigue sin atender el asesinato masivo y no hay explicación al pueblo veracruano de mantener la impunidad en el caso.

Veracruzanos.info/

Minatitlán, Ver.- Esta mañana La fiscalía de Veracruz confirmó que además del cementerio clandestino que alberga caso 250 restos humanos, al norte de la ciudad de Veracruz, se hallaron otras dos fosas al sur de la entidad veracruzana ( Sayula de Alemán y cerca de Alvarado) y en otros municipios que no dio a conocer.

Fosas que según evidencias de campo, se utilizó maquinaria pesada para hacerlas y apilar cuerpo sobre cuerpo, al grado que hoy no pueden sacarlos porque no hay espacio suficiente para albergarlos, ya que el servicio forense y el de la UV han quedado rebasado con cerca de 300 cuerpos.

“Hay muchos municipios donde hay fosas que se han encontrado…“hay fosas que no se trabajan porque no tenemos dónde trabajar los restos que se pudieran extraer. Tenemos convenio con la Universidad Veracruzana, pero es insuficiente. El Semefo es insuficiente y el de la Fiscalía también, explicó Jorge Winckler.

El titular de perros entrenados han detectado otro sitio al sur de la ciudad de Veracruz donde al parecer hay otras fosas clandestinas. Pero con las morgues llenándose, algunos sitios simplemente no están siendo explorados.

Frente a la confrontación que los familiares de desaparecidos le hacen en las redes sociales Jorge Winckler reconoció fueron los activistas quienes dieron con la fosa de Veracruz con un mapa que alguien no identificado les hizo llegar.

En el mapa dijo, dibujado a mano se observaban marcadas las tumbas con decenas de pequeñas letras “x” con una frase que responsabilizaba a los asesinatos al cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que arribó al estado durante el sexenio de Javier Duarte.

Winckler destacó que era imposible que en el sexenio anterior las autoridades desconocieran la magnitud de los crímenes cometidos de la contra de los zetas en esta masacre.

“Es imposible que nadie se haya dado cuenta de lo que sucedía aquí, y cómo entraban y salían vehículos…Si esto no es complicidad de las autoridades, pues yo no entiendo de qué otra manera”, señaló sin referir si habría denuncia contra el responsable de la seguridad del estado Arturo Bermúdez, hoy preso en Pacho Viejo por delitos menores y no graves.

Como se evidenció las fuerzas policiaca a su cargo entregaban a jóvenes principalmente al cartel de Jalisco, aún cuando los jóvenes y menores no estaban involucrados contra el narcotráfico.

Entrevistado cuando llevó a un medio de comunicación a un predio donde se presumen hay más fosas, Jorge Winckler refirió que esperan recursosos por el orden de 36 millones de pesos de la federación contar con el material y equipo de trabajo para la toma y análisis de muestras de ADN e identificar los cuerpos que van hallando a lo largo del territorio veracruzano.

José Alejandro Solalinde Guerra, mejor conocido como el Padre Solalinde, conversó la W Radio sobre el caso y el sacerdote nominado al premio Nobel de la Paz denunció que el gobierno sabe dónde está Javier Duarte:

“Este lugar se convierte en el conjunto de fosas clandestinas más grande de México del que se tenga registro oficial hasta la fecha, pero a pesar de esto, la Procuraduría General de la República (PGR) no ha comenzado averiguaciones previas al respecto”, sentenció.

En mayo del 2011 el Padre Solalinde le externó a Animal Político que El encargado del albergue del migrante en Ixtepec, Oaxaca, afirmó que Tamaulipas, Durango y Coahuila “son sólo una pálida sombra de Veracruz” en cuanto a las fosas clandestinas, ya que, recordó, ese estado es donde se perfeccionó la desaparición de migrantes.

Solalinde ha hecho declaraciones en medios nacionales e internacionales refiriéndose a Veracruz como “el cementerio de migrantes más grande de México”, declaraciones realizadas, según el sacerdote, sustentadas en declaraciones, investigaciones y testimonios de migrantes que han sobrevivido.

“Lo que yo pregunto en este momento es qué autoridad va a atreverse a hacer investigaciones en Veracruz para que empiecen a buscar cuerpos humanos, osamentas ahí en Veracruz”, cuestionó Solalinde, quien además dijo que existe complicidad entre altos mandos policiacos estatales y gubernamentales, quienes insisten en culpar exclusivamente al gobierno federal de “secuestrar y desaparecer” migrantes.

A finales del 2016 les tomaron muestras de ADN a desaparecidos y hoy se sabe fue un fraude esa toma de muestras porque no existen y engañaron a los familiares de las Víctimas entre las que se encuentran miles de migrantes.

Sin contar con la “cifra negra”, esa que no se denuncia, los casos documentados ubican en casi tres mil personas desaparecidas tan solo en el ultimo periodo de Javier Duarte, pese a la negativa de la fiscalía de dar a conocer el número de personas reportadas desaparecidos

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta